Loading...

martes, 19 de julio de 2011

La llave del éxito: «Relaciones públicas» y «Publicidad»

Las relaciones públicas, como en cualquier otro sector público o privado, es el camino al éxito. Plagado de baches y trampas que se debe aprender a sortearlos para llegar a buen fin. Se podría decir que existen tres parámetros que hay que tomar en cuenta para llevarlas a cabo, los cuales son:

Primero: los clientes. Son el objetivo central de las relaciones públicas, además de ser quien financia todo proyecto. El trabajo de un buen publirrelacionista consiste en ayudarle a comunicar ideas y que éstas conecten con el mayor número de gente posible en los medios masivos o alternativos de comunicación.

Segundo: las relaciones humanas. Su importancia reside en el trabajo en equipo. Es en grupo donde surgen las ideas para conquistar la meta anhelada por el cliente. Para crear un ambiente adecuado es fundamental, luego de la correcta organización, sostener una estrategia que lleve al éxito, tanto interno como externo. Que exista un ambiente de cordialidad es la clave del éxito.

Tercero: retos y desafíos. Esta es la constante en toda labor. Para superarlos, no basta con echar mano de los viejos trucos aprendidos durante años de trabajo en el sector, cada uno de ellos es único y debe enfrentársele desde una perspectiva diferente dependiendo del medio en el que se encuentre.

Ahora, algunas claves para controlar la negatividad en las relaciones públicas.

Lo primero es examinar a la compañía, en lo general y particular, para ver si existen imágenes negativas que se asocien. ¿Se ha tenido mala prensa, mala publicidad o cualquier persona ha mencionado palabras negativas sobre la compañía? ¿Existen áreas dentro de la compañía que se presten al chisme o especulación? Localizar en la compañía personal sombrío o negativo y responder las anteriores cuestiones son el primer paso en la implementación de las estrategias en relaciones públicas internas o externas. Seguido, es necesario tomar toda imagen negativa y limpiarla; es necesario comenzar a ser vistos de una manera positiva. Por ejemplo, si el público cree que la compañía es esclavizante, se requiere dar un enfoque familiar, en la que se crearían canchas, parques, zonas recreativas. La manera simple de mirar este tipo de estrategia de las relaciones públicas es tomar la imagen negativa y hacer el contrario en el ojo público.

¿Es necesaria la publicidad?

Obvio. La publicidad es la premisa para llegar a todos, cualquiera con un poco de inteligencia y tenacidad puede lograrlo. Permanecer en la mente del consumidor que compra el producto o servicio anunciado involucra renovación, innovación, disciplina y trabajo. Dicho en una sola palabra: calidad. Se puede colocar en el cielo un producto o servicio de mediana talla. ¿Cómo? Simplemente exhibiéndose en la televisión durante una semana.

Pero, ¿luego qué?

La economía de libre mercado que se instaló en 1980 y 1990 en México. Ha dado mayor importancia a los valores materiales como símbolo de estatus en la sociedad de fin de milenio. "Eres por cuanto posees y no por tus parámetros de comportamiento" o “que marca usas“, son frases recurrentes. En buena medida, la publicidad contribuyó subrayando al celular, al auto de última moda, a la computadora más rápida o la marca de ropa o accesorios más reconocida, como el símbolo de ser o estar, de valer. Ante la realidad tan discutible como innegable, la publicidad debe dar algo más, sin perder de vista el hecho de que está diseñada para vender.

Los gastos en publicidad enfrentan una disminución en los presupuestos de las empresas. Antiguamente los responsables de la publicidad realizaban las campañas sobre la marcha, aprendiendo a golpes. El supuesto aprendizaje se aplicaba con grandes sumas de dinero en un sin fin de medios, sin realizar un previo estudio de mercado y de impacto. Los presupuestos publicitarios no aumentan o se tiene miedo de invertir en publicidad. Lógicamente, aumentan los precios de los espacios publicitarios, por esa razón están tomando más auge los medios alternativos.

La opción que surge son los nuevos medios alternativos de Información. Esta nueva era empezó en el siglo XXI. Nos referimos a las webs informativas de periodistas independientes los cuales al ser censurados en los medios masivos empezaron a explotar el internet. Actualmente los costos publicitarios se han elevado de manera creciente. Hacer publicidad se ha convertido en algo extremadamente caro, tanto que los anunciantes ya no cuentan con altos presupuestos para elaborar las campañas. Comprar un spot en televisión, radio ó en algún medio impreso, exige un alto presupuesto, lo que trae como resultado que las empresas no quieran invertir en publicidad y busquen nuevas alternativas con costos menores. Los medios alternativos de comunicación cuentan con varias ventajas sobre los medios tradicionales entre las que encontramos accesibilidad, alcance, flexibilidad geográfica, flexibilidad demográfica y mayor impacto, llegando a ser una de las mejores opciones para publicitarse.

Así, se puede decir que es sumamente interesante darse cuenta de lo relevante que puede llegar a ser la función de las relaciones públicas en una empresa privada o pública, si esta se ejerce de una adecuada manera. Por lo tanto, se podrá concluir que cada uno de nosotros como profesionales de la comunicación y/o de la publicidad debemos de asumir el reto de manera responsable y sobreponernos a la importancia que tienen nuestras acciones dentro de la empresa; no olvidar que nuestra función y nuestras acciones tienen una importancia grande dentro de la empresa y que a través de los departamentos de relaciones públicas y publicidad que van de la mano, la empresa logre comunicar adecuadamente sus logros, retos, cambios, problemas, crisis, productos, fortalezas, etc. y éstos siempre sean vistos desde un ángulo positivo el cual logre tener un posicionamiento en la mente de la gente. El objetivo, que jamás debemos olvidar, es hacer que la empresa crezca, se desarrolle, evolucione e innove, sin dejar de lado que se debe de contar con una imagen sólida de la empresa o del producto, el cual a través del tiempo el publirrelacionista desarrolle las cualidades que lo llevaran al éxito.


L.A. Ramón Suastes Varela

No hay comentarios:

Publicar un comentario