Loading...

sábado, 10 de septiembre de 2011

Diabetes y ejercicio

La diabetes es un mal que silenciosamente crece día a día en nuestro país, actualmente en México el 10% de la población tiene esta enfermedad, y aproximadamente hay dos millones de personas que no saben que la tienen, en la actualidad ocupa la primera causa de mortalidad en la población de 60 a 75 años de edad, tanto en hombres como en mujeres.

Definición: La diabetes es una alteración del funcionamiento normal de nuestro organismo, que se produce fundamentalmente por dos razones: Una porque el páncreas no fabrica insulina (diabetes tipo I- insulino dependientes) y otra, porque, aunque la produzca, no puede hacer bien su efecto (diabetes tipo II- no insulino dependientes). Debido a la falta de insulina, la glucosa no puede entrar en las células, acumulándose progresivamente en la sangre, pero también encontramos otro tipo de diabetes que es la gestacional, esta se presenta durante el embarazo cuando las hormonas de la mujer embarazada bloquean los efectos de la insulina.

Hay varias formas en las que se presenta la diabetes, más sin embargo en este artículo solo vamos a hablar de la diabetes tipo 2 que es la que se presenta en las personas adultas mayores de 40 años.

Los principales factores de riesgo para padecer esta enfermedad son: tener más de 40 años, sufrir de obesidad, presión alta, colesterol alto o triglicéridos, así como llevar una dieta sedentaria (no hacer ejercicio) y tener uno o ambos padres o hermanos con diabetes.

Palabras clave:

·         Páncreas (órgano abdominal que se encuentra detrás del estómago y dentro de sus funciones está la de secretar la insulina).

·         Insulina (hormona producida por el páncreas y que es necesaria para transformar el azúcar en la energía que necesita nuestro cuerpo para la vida diaria)

·         Glucosa (el azúcar que es el combustible utilizan las células de nuestro cuerpo)

·         Glucemia plasmática (detección de azúcar en la sangre)

·         Hemoglobina glicosilada (es el resultado de la unión del azúcar con la hemoglobina de la sangre)

Como se diagnostica:

·         Clínicamente hay síntomas clásicos y que son iníciales:

1.    Poliuria (orina frecuentemente, incluso esto hace que se levante muchas veces por la noche al baño)

2.    Polifagia (tienen mucha hambre, a pesar que terminen de comer, sienten la necesidad de comer mas)

3.    Polidipsia (mucha sed, siempre se presenta la sensación de tener la boca seca)

4.    Pérdida de peso sin causa aparente, es decir sin que se lleve una dieta especifica y sin que se realice ejercicio.

5.    Además se presenta mucho cansancio, fatiga, sueño, debilidad y falta de concentración.



·         Mediante estudios de laboratorio: glucemia plasmática casual >200 mg/dl; glucemia plasmática en ayuno >126 mg/dl; o bien glucemia >200 mg/dl a las dos horas después de carga oral de 75 g de glucosa disuelta en agua. En ausencia de hiperglucemia inequívoca, con descompensación metabólica aguda, el diagnóstico debe confirmarse repitiendo la prueba otro día.



Que pasa dentro de nuestro organismo cuando se presenta la diabetes:



Fisiológicamente el páncreas pierde la función total o parcial de la producción de insulina



La actividad física y la diabetes tipo 2:



En los pacientes diabéticos además de su tratamiento de medicamentos, se le suma la realización de actividad física regular, se obtendrá como resultado la mejoría en los niveles de azúcar y el descenso de la hemoglobina glicosilada.

 El ejercicio, en estos pacientes, mejora la tolerancia al azúcar y la respuesta insulínica a la ingestión de glucosa; es decir,  si una persona diabética realiza ejercicio este le ayudará a que no se concentren las cantidades de azúcar en la sangre que dañan al organismo, debido a que con el ejercicio el musculo comienza a utilizar el azúcar almacenada y en los primeros 30 minutos de iniciar con el ejercicio, se consume el azúcar almacenada y después de esto es cuando el organismo comienza a utilizar el azúcar de la sangre; además que con el ejercicio la producción de insulina disminuye.

Pero ahora que sabemos que el ejercicio es tan importante, debemos preguntarnos ¿Qué tipo de ejercicio es mejor?

La Asociación Americana de Diabetes dice que el mejor ejercicio para estos casos es el tipo aeróbico, y a éste lo definimos como: un ejercicio constante a lo largo de un período de tiempo que hace que nuestro cuerpo y utiliza más oxígeno. Esto hace que nuestro corazón y pulmones sean más fuertes, reduce los lípidos (grasa) en la sangre, reduce la presión sanguínea, y consumen azúcar de la sangre. Los ejercicios aeróbicos son por ejemplo caminar rápidamente, andar en bicicleta, bailar, nadar, trotar, esquí de fondo, algunos deportes de equipo, etc.

Se debe considerar la frecuencia con la que se va a realizar el ejercicio, es recomendable hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana durante 30 a 45 minutos. Pero si una persona no tiene por lo menos 30 minutos de ejercicio, deben romper su rutina en intervalos más cortos. Podrían realizar ejercicio durante 10-15 minutos en la mañana antes de ir al trabajo. Luego se debe tomar unos 10-15 minutos a pie a la hora del almuerzo. Por otra parte se puede realizar ejercicio durante 10-15 minutos por la noche.



Recuerda que algo de ejercicio es mejor que nada. Tú puedes contribuir a controlar la diabetes aumentando la actividad física. Utiliza las escaleras en vez de tomar el elevador y estaciona el vehículo de tal manera que camines trechos más largos para llegar a la oficina, de esta forma contribuyes a satisfacer las necesidades de consumo energético y de esfuerzo muscular.



Sin embargo no debemos perder de vista que para llevar un adecuado control de la diabetes se deben de conjugar tres elementos que son:

·         Dieta

·         Medicamento y

·         Ejercicio

Antes de realizar el ejercicio se deben tener precauciones y tomar en cuenta el estado de salud previo, así como el control del azúcar y con esto plantearse la rutina de ejercicio que más convenga a las condiciones de la salud. Y no olvidar que el control con el médico es esencial para llevar una vida saludable y feliz.



Dra. Imelda Valle López
Estudiante de Maestría en Nutrición Clínica
Universidad Autónoma de Durango Campus Zacatecas















No hay comentarios:

Publicar un comentario